segunda parte del secuestro

segunda parte del secuestro
Sentía arder mi culo a la misma vez que notaba en cada embestida como los huevos del moro tocaban mi culo, y por debajo de la mesa redonda sentía mi polla dura, ante la atenta mirada de mis hijos y de Paco, que tras correrse en la boca de mi mujer se coloco junto a mi oído y me dijo tus hijos están viendo como te gusta que te follen el culo, el moro me a dicho que a entrado con facilidad como si ya te hubiesen follado más de una vez. ( en esos momentos empece a recordar el primer trío que hice con mi mujer como a la misma vez que me la follaba el tío que nos tropezamos en la playa del rebollo se hacía una paja mirandonos con excitación. ) eso dio lugar a que mi polla se pusiera más dura y rozara el tablón de la mesa por debajo, la verdad estaba como siempre gozando de saber que me estaban mirando, que a su vez mi mujer lo gozaba y me importaba una mierda que fueran mis hijos los que miraban. Y tres tios nos usaran a su antojo, para su placer. Cuando el moro empezó a correrse, vi como Paco soltaba a mi hijo, colocando la navaja en su cuello, lo puso detrás de mi culo y le dijo algo al oído, no se exactamente lo que fue pero note la polla de mi hijo en mi culo, a pesar de lo excitado que estaba yo, le dije a Paco este no es el acuerdo que hemos llegado, a lo que el me dijo, yo os prometí que no tocariamos a vuestros hijos y lo estoy cumpliendo es tu hijo el que te esta follando a ti. Mientras mi mujer que se estaba follando al otro moro empezó a dar unos alaridos de placer que nunca los había dado conmigo, Paco le soltó las muñecas y ella en plena excitación se agarro al cuello del moro y lo beso con frenesí con ansiedad, a la misma vez que le decía sigue cabrón dios que gran polla, cual fue mi sorpresa el ver a mi hija con las bragas mojadas y chorreando meados o fluido por los lados y Paco diciendo joder hemos dado con una familia muy activa sexualmente, que pena que a mis 50 años me conforme con una mamada y ya no pueda empalmar más. Dios el ritmo de mi hijo no era el del moro que llego enseguida en cuatro o cinco movimientos, mi hijo le puso carencia, movimiento de caderas en circulo como si ya lo hubiera hecho alguna vez, me estaba corriendo con su movimiento en circulo y el lo estaba disfrutando. Levante la mirada y cual fue mi sorpresa mi hija el cabrón de Paco la había puesto de píe sin las bragas el culo para el moro el coño para su madre, que no se corto ni un pelo y empezó en medio de su excitación a comer el coño lampiño de su propia hija. Las exclamaciones de todo nuestro placer se tendrían que oír en todo el desierto de Mazarrón, pero nadie acudió a nuestra ayuda, pero si alguien entro gritando hijos de puta, y yo sufriendo. He podido sacar 3.000 euros de las targenas no nos han mentido, soltarles que nos vamos, bueno no hace falta que les solteís por lo que veo, pero nos podemos ir mañana les volvemos a sacar la misma cantidad, y el lunes quizás también venga dejarlos y vamonos. A lo que Paco le dijo no te gusta el expectaculo y el les dijo, a mis 67 años paso de toda esa mierda. Paco tiro a mi hijo para atrás sin dejar que llegara al orgasmo. volvió a coger a mi hija y los ato a los dos levanto a mi mujer que parecía poseída y le dijo toma las llaves de tu furgoneta espera 20 minutos y suelta a tu familia y si no nos denuncias nadie sabra nunca lo que a pasado aquí. No hacía ni 5 minutos que se habián ido cuando mi mujer me soltó soltamos a mis hijos mi hija comenzo a llorar que no sabía como no se había podido controlar, a lo que le dije a los tres, estamos vivos, vamos a olvidar todo lo sucedido, y nadie debe saber lo que a pasado aquí. ( claro esta eso no iba a pasar pero eso es otra historia que ya contare proximamente, porque ahora empieza el placer de verdad.)

Bir cevap yazın

E-posta hesabınız yayımlanmayacak. Gerekli alanlar * ile işaretlenmişlerdir