Segunda jodienda con la sexy Juliana

Segunda jodienda con la sexy Juliana
Días después de haber echado una buena follada con la sexy transexual brasileña Juliana,me volvió llamar,pues estaba salidísima y con unas libidinosas ganas muy viciosas por volver a taladrar mi lujurioso culo y me deseaba hasta babear por el.Me quería petar y entaponar y frente a un espejo y volverme loco de lujuria hasta el mareo.La muy puerca,se estaba tocando lascivamente y mientras hablaba conmigo por el puto m´vil,jadeaba y gemía como una sucia puerca en celo

— ¡Hola,cabrón!,¡no sabes como te deseo,uuuhmm! — jadeó Juliana lascivamente , — tengo mas ganas de ti,sucio canalla,uuuuuuhmmmm ! — clamó Juliana deseosa, — muero por follarte,vicioso bandido! — agregó Juliana lascivamente

La golfa Juliana moría por petarme y follarme frente al espejo y así vernos lúbricamente como si fuera nuestro propio vídeo porno y ponerse mas cerda y cachonda para follarme y joderme con vicio

— Ya lo sé,sucia puerca,mueres por taladrarme el culo,guarra — aseveré lujurioso
— No tardes,hijo de puta,ardo en deseos de volverte loco de vicio libidinoso — aseveró Juliana obscenamente
— Enseguida voy,¡guarra lujuriosa!,te voy a volver loca de libidinosidad y lujuria con otro de mis sexys tangas de actor porno — expliqué lascivamente

Fui a mi casa y me endilgué un sexy y lúbrico tanga en verde y oro que sabía que a la guarra lujuriosa Juliana la volvería loca de libidinosidad y lujuria y casi enseguida me querría petar y entaponar. Añadí a mi atuendo de chulo de putas,una camisa roja sangre y unos ajustados vaqueros que realzaban y acentuaban mi rabo y culo y que eso a la ramera brasileña Juliana la pondría aún mas nerviosa,así como mis zapatos de las grandes ocasiones.

Encaminé y dirigí mis pasos a casa de esta lasciva ramera brasileña Juliana y a medio camino me volvió a llamar al puto móvil con lasciva urgencia sexual

— date prisa cabrón,no puedo mas,canalla,te deseo y no puedo mas,hijo puta.Deseo con vicio lascivo tu culo — jadeó Juilana
— Enseguida llego,sucia puta,enseguida llego.Ciao amore — manifesté lujurioso

La golfa brasileña Juliana estaba muerta de lujuria y eso hacía que yo tuviera mas ganas de ella y sus lascivos jadeos de guarra en celo me ponían mas cerdo y mas verraco

Llegué por fin a casa de la furcia transexual Juilana y me recibió con un sicalíptico bañador blanco y muy pornográfico bikini morboso y que además tenía unas cadenitas de oro y eso hacía que le diera un toque mas sexy

— Sí,sí,estás todavía mas buena Juliana y me atraes lujuriosamente — expuse libidinosamente
— tú también me pones muy cerda,amore.— descubrió Juliana lujuriosamente

La muy puta,me tomó de la mano y me largaba unas lascivas ordinarieces lascivas y guarradas libidinosas que me encendían y excitaban para tener con esta guarra procaz un sexo anal ilimitado

Juliana se tumbó en la cama y me preguntó si yo llevaba oro tanga distinto y que le hiciera otro baile lascivo como el de la otra ocasión.Me senté junto a ella y me acarició el hombro y me besó el cuello mientras me desprendía de la camisa y al levantarme me acarició el culo con urgente lujuria. La zorra me lamió el pecho mientras me desprendía de mis ajustados vaqueros.

— ¡chuik! ¡chuik! ¡slap! ¡slap! ¡chuik! ¡chuik! — lamía Juliana lascivamente
— cómo me gusta lo que me haces,cerda — confirmé enardecido lujuriosamente

Mientras terminaba de despojarme del vaquero la muy guarra me acariciaba la pierna para después hacerlo en dirección al culo.A continuación,le lamí una teta para rápidamente empezar a comerle los morros con mucho vicio y urgencia lúbrica

— que bien besas,canalla.Ahora te deseo con mas vicio,cabrón — aseguró Juliana procazmente
— Estoy muy cachondo,golfa.No sabes como te deseo,puta — ratifiqué lujuriosamente

Con el sujetador del lascivo bikini blanco medio quitado,la zorra brasileña Juliana se tiró a disfrutar de mi enhiesta pero dura verga en su lasciva bocaza de guarra transexual en celo

—¡ chuik!,¡chuik!,¡slap!,¡slap!,¡chuik!,¡chuik!,¡slap!,chuik!,¡chuik!,¡slap!,¡slap!,¡chuik!,¡chuik!,¡slap! — lamía Juliana lascivamente

—¡queee deliiiciiaaa! — jadeaba yo con lujuria.

Se levantó un momento y le metí mano en su sexy tanga blanco con cadenitas de oro,que me estaba poniendo muy verraco y empecé a mamar de su verga transexual que me ponía tan cerdo y salido

—¡queee deliiiciiaaa! —jadeaba Juliana con lubricidad.

Yo tragaba y engullía su polla y la muy cerda gemía, resoplaba y jadeaba con lujuria mientras al tiempo que la muy puerca se desgañitaba,gemía,resollaba y jadeaba cual loba en celo del desmedido placer que tenía la muy golfa mientras me tocaba y tiraba de mi rabo de actor porno.

—¡queee deliiiciiaaa! — seguía jadeando Juliana con lascivia

Yo pajeaba viciosamente sus cojones cargados de lefa y lamía y lengüeteaba su femenino rabo y volvía a magrear sus cojones para darle placer y escucharla gemir como una perfecta puerca transexual tan libidinosa.

— ¡ chuik!,¡chuik!,¡slap!,¡slap!,¡chuik!,¡chuik!,¡slap!,chuik!,¡chuik!,¡slap!,¡slap!,¡chuik!,¡chuik!,¡slap! — disfrutaba yo de Juliana lascivamente
— ¡Qué bien me comes el rabo,canalla,que gusto me daaaaasssss ! — zanjó Juliana lúbricamente

Amorré mi bocaza al rabo de Juliana y la muy puerca se desgañitaba y gritaba con lujuria del placer que le daba al comerse su lascivo sexo ya enardecido

— ¡queee deliiiciiaaa! — proseguía bramando Juliana con obscenidad

Dejé de comerle el rabo a esta guarra Juliana y la puta se desprendió de su sexy tanga para acercarse mas y mas y rozar viciosamente nuestros duros rabos y soltarme una serie de imprecaciones sexuales que me deleitaban y enardecían obscena y muy pornográficamente

— ¡que buenos estás,canalla!,¡es un delicioso placer joderte!,¡te voy a matar a polvos,bribón!,¡me pones muy cerda,hijo de puta! — bramó Juliana muy libidinosa

Mientras me soltaba esas lascivas guarradas enardecedoras e incitantes la muy puerca tiraba y tiraba de mi rabo y me ponía mas y mas cachondo y yo estaba muerto de lujuria y vicio sexual.

— eres un cabrón vicioso y pervertido,canalla.Me pones muy cerda con tus lascivos tangas,cabrón — afirmó Juliana entre vagidos y jadeos mezclados con obscenidades

Dejamos de rozar nuestros duros rabos y la puerca Juliana me dio un azotito en la nalga y me puse a cuatro patas pues me deseaba joder con lasciva urgencia lúbrica y matarme a polvos como me prometió

— ¡Ven aquí,hijo de puta,deseo tu culo,mamón!,¡te deseo con vicio libertino,eres mío,canalla.tu culo me pertenece,cabrón!,¡quiero joderlo,ya!,¡te deseo,cabrón! — reveló Juliana con libidinosa urgencia lúbrica y con deseo sexual exacerbado

Me estuvo lamiendo sin parar la raja del culo y me lo tocaba con un dedo y yo no paraba de gemir,resoplar y jadear con lujuria muy desatada.Mientras hacía esto,se toqueteaba el rabo y se predisponía a petarme y entaponar mi culo y me acarició con vicio un muslo.

— ¡cómo te deseo,cabrón!,¡cómo te deseo,cabrón!,¡no puedo mas!,¡te deseo,amore!,¡quiero joderte con vicio,cariño! — reiteró Juliana enardecida sexualmente

Me agarró Juliana mis nalgas y apretó en la dirección correcta y de un fuerte empellón me la clavó en todo el ojete y empezó a joder mi muy bullente y tórrido culo de macho pervertido depravado.La muy puerca estaba muerta de gusto,empezaba a llevarme a un libidinoso paroxismo sexual de tanto apretar su rabazo en mi caliente culo y ambos gemíamos como dos sucios cerdos en matanza

— ¡me pones muy zorra,maricón! —gemía Juliana lascivamente.
— ¡me vuelves loca por como me jodes,cerda! — afirme entre vagidos de placer
— tienes un culo tragón magnifico,cabrón —bramó Juliana de puta lujuria.
— Me pone muy verraco estar así contigo,puta — solté entre jadeos lúbricos
— ¡Y a mi también,cabrón,y a mi también! — bramó Juliana enardecida de tanto joderme

La cerda Juliana me agarraba con una mano del hombro para clavarme su rabo sin parar y que yo lo notara que me traspasaba mas y mas y me llevaba a un paroxismo brutal y lujurioso

— ¡toma rabo,cabrón!,¡toma rabo,hijo puta!,¡que cerda me pones,cabrón! — soltaba Juliana entre gemidos
— ¡si,cerda,mátame a polvos,puta!,¡taladrame,zorra!,¡jódeme,guarra!,¡clávamela,puta! — bramé entre jadeos lascivos

La furcia Juliana me tiraba del pelo para joderme con mas ganas si cabe y arrancarme vagidos,jadeos,gemidos y gritos de lujurioso placer libidinoso al tiempo que ella también jadeaba como una puerca en celo

— ¡ah!,¡ah!,¡ah!,¡ah!,¡ah!,¡ah!, ¡ah!,¡ah!,¡ah!,¡ah!,¡ah!,¡ah!,¡ah!,¡ah!,¡ah!,¡ah!,¡ah!,¡ah!,—vociferábamos ambos jadeantes de dar y recibir placer con vicio y mucha pasión lasciva.

Juliana proseguía jodiendo y fornicando brutalmente mi caliente ojete y me daba mil empellones con su carnal pepino transexual y ambos continuábamos gimiendo,resollando,ululando y bufando de mutuo lujurioso goce lascivo. La muy depravada se tocaba una teta y volvía a jadear entre cientos de “ayes” de lujuriosa perversión lasciva y libidinosa

— ¡que bueno estás cabrón!,¡es un placer joderte,canalla! — mugió Juliana libidinosamente
— ¡que bien me jodes,guarra!,¡me matas de gusto,cerda! — berreé lujuriosamente

Después de 15 eternos y gozosos minutos dejó de perforar mi bullente culo y tomó un cojín,lo situó bajo mis riñones,me abrió de patas y retomó con urgencia lasciva la libidinosa jodienda que me estaba pegando la muy puerca.

— ¡que bueno estás,hijo de puta!,¡es un placer joderte,bribón! — gimió Juliana lascivamente
— ¡jódeme,guarra!,¡no pares,cerda!,¡clávamela mas,so puta! — largué entre vagidos de placer gozoso
— ¡ay!,¡ay!,¡ay!,¡ay!,¡ay! —vociferaba Juliana entre jadeos de placer anal.
— ¡soy tu puto esclavo sexual,jódeme como quieras,zorra! —afirmé lujuriosamente entre jadeos

Yo estaba abierto de patas y hacia arriba y en V y Juliana tiraba de mi duro rabo para darme mas y mas gusto mientras me petaba freneticamente sin parar y ambos jadeábamos de lujuria y lascivia y yo estaba muerto de placer al recibir esa gozosa y pervertida follaba anal que la guarra Juliana me propinaba

— ¡Ay carallo!,¡ah!,¡ah!,¡ah!,¡ah!,¡Quee guuusstooo!,¡ah! — jadeaba la guarra Juliana de gozo anal.
— ¡Siiiiiiiiiiiiiiiiiiii,queeeee guuuussssstoooo meeeeee daaaass,zoorrraaaaa! — grité de vicio lascivo

Nos separamos y me senté en la cama y volví a engullir su polla y la muy cerda gemía, resoplaba y jadeaba con lujuria mientras al tiempo que la muy puerca se desgañitaba, gemía, resollaba y jadeaba cual lasciva zorra en celo

— ¡chuik! ¡chuik! ¡slap! ¡slap!,¡chuik!,¡chuik!,¡slap! — tragaba su polla
— ¡ah!,¡ah!,¡ah!,¡ah!,¡ah!,¡ah! —vociferaba Juliana jadeante de placer.

Dejé de tragar y engullir el rabo de Juliana y ella ahora me hacia lo mismo y yo estaba gimiendo,resollando, ululando y bufando de lujurioso goce lascivo con la sabia mamada que me estaba pegando la guarra Juliana

— ¡ah!, ¡ah!, ¡ay así!, ¡ah! — jadeaba de caliente depravación
— ¡chuik! ¡chuik! ¡slap! ¡slap!,¡chuik!,¡chuik!,¡slap! — tragaba Juliana mi polla

Así estuvimos diez eternos minutos y yo con los ojos en blanco del placer que me daba esta cerda tan depravada y guarra. Me puse a cuatro patas y volví a deleitarme con el rabo de la cerda Juliana que me volvía loco de lujuria y lascivia y la muy cerda estaba gimiendo,resollando,ululando y bufando de libidinoso goce lujurioso
Dejé de disfrutar del rabo de Juliana y ella se situó debajo mio para disfrutar de mi rabo y me las estuvo comiendo sin parar durante al menos 12 minutos y yo no podía dejar de gemir,resollar,ulular y bufar

Finalmente,la guarra Juliana,después de haberme dado tanto placer anal y matarme a polvos y llevarme a un paroxismo total,se situó detrás de mi,me agarró con fuerza de la cintura y me volvió a clavar con ganas su rabo.Yo estaba muerto de libidinoso gusto pervertido y lujurioso placer anal y sentía cada milímetro del rabo de esta zorra transexual

— ¡Ay carallo!,¡ah!,¡ah!,¡ah!,¡ah!,¡Quee guuusstooo!,¡ah!,—jadeaba Juilana de gozo anal.
— ¡ah!,¡ah!,¡ay así!,¡ah!,¡ah!,¡uff!, ¡qué gran follada me estás pegando,zorra — jadeé de pura lascivia viciosa.

La guarra Juliana mientras me clavaba y estacaba su rabo me lamía la oreja con ganas y me soltaba una lasciva retahíla muy libidinosa que hacía que no deseara que acabara la jodienda anal que me estaba dando

— ¡que bueno estás,hijo de puta!,¡es un placer joderte,bribón! — gimió Juliana lascivamente
—¡ah!, ¡ah! ¡ah!, ¡ah! ¡ah!, ¡ah!, ¡Ay carallo! — grité yo obscenamente.
— ¡Ay carallo!, ¡ah!, ¡ah!, ¡ah!, ¡ah! ¡Quee guuusstooo! ¡ah!,— jadeaba Juliana de gozo anal.
—¡Ay carallo! ¡que gustazo me estás dando, zorra! ¡jódeme!, ¡jódeme más!, ¡jodeme así, puta! —bramaba yo de lujuria.

Juliana me daba fuertes y rápidos empellones en el ojete con su duro rabo y yo me cerda desgañitaba,gemía, resollaba y jadeaba como un cabrón en celo del desmedido placer que yo tenía al ser reventada con vicio y entaponada por ella. Sacó su verga que estaba muy dura y a punto de explotar y me echó muchos pastosos cuajarones de grumos en el pecho y nos fuimos a la ducha y allí la muy cerda Juliana me hizo una soberbia mamada que me dejó aún mas relajado

Bir cevap yazın

E-posta hesabınız yayımlanmayacak. Gerekli alanlar * ile işaretlenmişlerdir