Mi hermana, mi obsesión

Mi hermana, mi obsesión

La oscuridad, el refugio para cometer cualquier acto inmoral o quizá simplemente incorrecto a los ojos de alguien que dice ser un santo, allí es donde me encuentro en este momento, en la obscuridad de un armario un tanto gastado por los años y teniendo de guardia al silencio de la noche. Mi nombre no es algo realmente importante, pero la historia que estoy por contarte de seguro te impactara de alguna manera siendo que trata de un tema tan delicado, aunque para que me vayas entendiendo mejor me describiré para que tengas una idea de cómo soy y de esa forma puedas imaginar a la persona que te cuenta esto y tu veras si me crees demente.
No me creo ni muy feo ni muy guapo, a mi parecer una persona agradable de 18 años de edad, de estatura promedio y con una mirada perdida como si buscar algún recuerdo perdido estuviera.
Sé que estas impaciente para saber qué es lo que hago en ese armario en la obscuridad y en la noche, es simple, estoy aquí listo para deleitarme con la mujer más hermosa del mundo, una dama tan bella, tan espectacular, tan perfecta que raya en lo imposible, una mujer de 20 años de edad, de estatura igual a la mía, con cabello rubio como el sol, unos ojos verdes como la selva tropical más hermosa, un cuerpo tan esbelto, tan delicado, cuando lo miras te quedad asombrado de lo alucinante que es, sus senos son de tamaño normal y en conjunto con el atributo que yo considero más bello, su trasero, hacen un juego tan increíble, como dije antes para mi ella es la mujer más perfecta del mundo.
De pronto en medio de esa espera que parece durara siglos por fin llega, abre la puerta y entra, Elizabeth, mi hermana, sé que suena loco y de seguro muy asqueroso el que alguien espié a su hermana pero no puedo evitarlo, ella es mi obsesión, lo que hace a mi mente no usar el sentido común.
El estar escondido en un armario de seguro tú crees que es una pésima idea porque lo podría abrir y mirarme, pero a pesar de ser alguien quien reconoce ser morboso no soy tonto. Durante mucho observe de poco en poco la rutina que ella tiene al llegar de la universidad, siempre es igual, llega cansada a eso de las 2000, entra a su habitación, enciende su televisor y empieza a desvestirse para luego ponerse un conjunto de ropa nuevo de dormir cada día siendo uno diferente, pero allí está el truco, el plan que yo sigo para que no pueda mirar al pervertido de su hermano escondido en su armario, ella tiene debajo de su televisor grande y pesado una cómoda la cual tiene varios cajones y allí guarda la ropa que había mencionado antes, después de estos pasos por decirlo así que ella sigue simplemente se acuesta en su cama, apaga la luz y el televisor para dormirse siendo su sueño tan pesado que no oiría los gritos de alguien siendo atacado en la habitación contigua, una pregunta que de seguro en este momento invade tu mente es como se todo esto a detalle, es simple, de hecho lo han hecho muchas personas dejando ejemplos por toda la red, sencillamente pude mi cámara de mala calidad pero suficiente para analizar esa rutina y muy bien escondida pude divisar todo lo que te he contado, sé que estarás diciendo e incluso quizá enfadado, porque al tener algo con que grabarla me escondo para espiarla, es simple pero solo una mente morbosa como la mía lo entenderá, la cámara en primer lugar es de baja calidad y no puedes mentir que ver algo tú mismo en vivo no se compara en nada con ver algo grabado y lo peor en una mala calidad, es como si quisieras comparar el ver a tu estrella de cine favorita en todo su esplendor a verla solo en una fotografía o video.

Una vez habiendo explicado esto proseguiré en lo que me había quedado.
Elizabeth entra a la habitación y empieza la rutina, veo como primero se quita aquel abrigo tan pesado que lleva dejando ver sus delgados brazos, dejando el abrigo a un lado pone sus tiernas manos en su blusa para quitársela como haría cualquier mujer, pone sus brazos en forma de cruz y llevándolos hacia arriba se quita la blusa que lleva, entonces en ese momento puedo ver el brasier que hace lucir sus senos tan hermosos como si los protegiera de cualquier amenaza, ahora toca los zapatos con sus calcetines no se detiene y llevando su pantalón hacia abajo a veces lento, a veces rápido puedo con suerte la mayoría de veces ver aquellas nalgas que me vuelven tan loco, tan firmes, tan esbeltas, tan apetecibles, hay veces donde por alguna razón no se vira hacia mí y no puedo ver su trasero al desnudo lo cual hace de la experiencia no mala pero si incompleta, ahora sigue lo mejor, mi parte favorita de esto, es aquí cuando ella toma su brasier y se lo quita al igual que su interior, ese momento cuando esta totalmente al desnudo dejándome verla así como si de una obra maestra se tratara dura 1 minuto máximo acabando con ella poniéndose su ropa de dormir, se recuesta y en seguida se queda completamente dormida, yo por mi parte no me arriesgo a complacerme a mí mismo en esos momentos donde la veo por temor a que me descubra y ocurra algo de lo que seguro estaré arrepentido toda mi vida, me aseguro muy bien de que este dormida, tengo la suerte de que caer profundamente en el sueño ronca muy fuerte como si me estuviese avisando inconsciente mente que ya me puedo ir con la seguridad de saber que no pone seguro dejando que la puerta pueda abrirse rápidamente y sin ningún contratiempo.
Así es como pasaron varias noches haciendo lo mismo, viéndola y después de salir de su habitación me masturbaba con esas imágenes que estaban frescas en mi mente tan fuerte como si mi propia vida dependiera de ello. Pero es como dijo alguien una vez,,, no abuces de tu buena suerte,,,, obviamente hice caso omiso de aquella frase, Una de esas noches de nuevo me encontraba en el mismo lugar y la misma hora listo para otro espectáculo, ella entro y empezó a hacer lo de siempre pero fue cuando mi corazón parecía que quisiera explotar de los nervios que me dominaban, ella detuvo su rutina ya estando desnuda y frotando su frente como si algo estuviera olvidando miro a sus lados y empezó a buscar algo, primero lo hizo de manera lenta pero luego fue de manera frenética, yo por mi lado cada vez sentía más temor, se volteaba y por segundos parecía que se dirija al armario pero se detenía. Detuvo su búsqueda y murmurando decía algo que no entendía, creí que la búsqueda ya había finalizado pero lo peor estaba por venir, camino directo hacia el armario y lo abrió de un solo movimiento y esa mirada tan bella, tan alegre que siempre tenia se transformó en un mirada de ira, sin dudarlo empezó a golpearme varias veces y con el grito de desesperación más fuerte que pudo sacar llamo a mis padres, subieron de inmediato, todo se empezó a poner borroso desde aquí porque mi padre me golpeo de tal manera dejándome noqueado.
Han pasado meses desde aquel suceso, encontraron todo el material como videos y fotos además de ropa robada de mi hermana dentro de mis posesiones haciendo que mi encierro dure por 2 años, ahora estoy aquí de nuevo, refugiado en la noche pero esta vez no hay silencio, solo hay voces de presos hablando, gritando, haciendo cualquier cosa menos estar calmados y yo a pesar de todo sigo pensando firmemente que mi hermana es la mujer más perfecta del mundo.

Bir cevap yazın

E-posta hesabınız yayımlanmayacak. Gerekli alanlar * ile işaretlenmişlerdir