Nina Cap. X

Nina Cap. X
Creo que esta parte tiene mucho que ver con mi novena parte ya que contiene mucho historial de cuando estoy en casa y conozco a mi futuro esposo en casa por medio de mi hermano Carlos.

Todo va desde esa mañana después de mi fiesta de bienvenida y que papá y yo quedamos dormidos en mi habitación ; esta mañana cuando estoy en el momento de despertar me doy cuenta que estoy siendo acariciada por todo mi cuerpo y sin resistir me entrego a estas caricias ya que son muy buenas e exquisitas, me doy la vuelta ya que estoy de espaldas y creyendo que es papá que está conmigo me doy cuenta que era el hijo del mozo que esa noche pasada había quedado para ayudar a su familia después de la fiesta a todos los que quehaceres, Este muchacho no podría haber tenido más de unos dieciséis años de edad cuando realice lo que pasaba me senté en la cama y este creo que se asustó y sin mediar una palabra salió de mi habitación a paso muy acelerado pero sin quitarme la mirada de mí ya desnudo cuerpo, yo en el momento quise preguntarle qué era lo que quería pero salió muy rápido y sin poder intercambiar una palabra, el muchacho no estaba mal físicamente y tenía un look muy apetecible; no le tome importancia por mi forma de ser ya que me gusta ser una exhibicionista y aprovecho cualquier momento para poder mostrar mi cuerpo a quien quiera verlo; Tomando una toalla y tal como estaba, desnuda me dispuse a tomar un chapuzón en la piscina, en esta misma estaba en una silla haragana de piscina tomando el sol y adorando esos rayos en mi desnudo cuerpo cuando desde el balcón, un grito, ¡NINA que carajos!, ¿cómo estas mi hermanita querida?, era nadie más que Carlos, pero me sorprendió ver a una persona que no conocía con él y ya era demasiado tarde como para cubrirme ya que no sé cuánto tiempo habían estado observándome desde el balcón de la terraza, pero bueno eso a mí nunca me importa y sin hacer nada al respecto me levante a saludarlos tal y como estaba, coño Nina pero ni porque estoy con alguien que no conoces dejas de andar desnuda, me dijo Carlos, bueno, al que no le guste que no mire, le contesté conociendo que si les gustaba y mucho. Te presento a Chuck Glisson es un muy buen amigo mío en New York y está en las fuerzas armadas de los Estados Unidos y por lo que veo que no te quita los ojos de encima es que le has gustado en ese momento realizamos que teníamos que cambiar de Idioma ya que él no habla Español y traduciendo lo que Carlos había dicho, confirmo que sí, Chuck era siete años mayor que yo y con un cuerpo, una mirada, un look que yo solo quería comérmelo vivo en ese instante, era tan notorio que Carlos me tubo que traer de regreso a tierra, hoye señor spok, despierta y regresa del planeta en donde te lo está comiendo desnudo al pobre hombre, realizando que estaba a punto de cometer una tontera me despedí y salí a mi habitación de la misma forma que había bajado, desnuda y caminando con mucha malicia y picardía; En ese preciso momento me propuse hacer todo lo que estaba en mi para seducirlo poder tener relaciones sexuales con este hombre, a lo que costara, no me importaba el precio a pagar y lo que tuviera que hacer, yo tenía que cogérmelo. Ironías de la vida, hoy me lo cojo todos los días.

Al momento que estaba por llegar a mi habitación yo ya había hecho y elaborado mi plan maléfico de conquistarlo y muy segura de mi dispuse a ducharme cuando este muchacho hijo del mozo, salía de sala con un azafate de plata y con varios vasos que había recogido por la casa yo estaba caliente y con ganas de que me metieran un pene muy grueso y grande por todas partes y quien mejor que este muchacho para satisfacer mis necesidades sexuales y con una mirada y una mente muy rápida le llame y le dije que si podía poner lo que tenía en sus manos en el suelo y que me siguiera para hacer unas cosas que yo requería y vaya que si requería de un gran favor y para el también ya que yo sabía que lo que pasaría seria su fantasía hecha realidad, a todo esto yo seguía desnuda por toda la casa y subiendo las gradas al segundo piso y con mi cabeza un poco girada podía ver que me miraba al culo y a mi coño, continuando a mi habitación y con mucha astucia bote mi toalla y me agache sin doblar mis piernas para que este pudiera verme bien mi coño y así excitarlo aunque yo creo que ya lo estaba solo de verme desnuda.

Al entrar a mi habitación y sin mediar palabra me tiré en mi cama con mis piernas lo más aparte que pude y le dije en voz de comando que me mamara el coño, el sin dudarlo dos veces se arrodillo frente a mí con una mano me tomo de una pierna y con la otra inserto dos dedos en mi coño sin pre mojarlos antes, como si el supiera que yo lo quería hacer duro y brutal sin remordimientos alguno, bajo su cabeza y puso su lengua en mi clítoris lo que causo que se saliera un gemido muy excitante, paso el tiempo y me di la vuelta para que mamara el culo me metiera los dedos y yo le decía paso a paso lo que quería que me hiciera y como magia sentía como mi orgasmo se creaba dentro de mí; Le pedí que se quitara el pantalón y que se acostara que yo lo mamaría hoy a él, acostado en la cama y con una erección que apuntaba al cielo tome su pene en mi boca y con mi lengua la pase desde su base hasta la punta tomándola dentro de mi boca y mojándola totalmente de saliva para que se pudiera penetrar hasta la base de sus cojones, poco a poco la tenía dentro de mi boca ya que unos meses antes una amiga me había enseñado como poder hacer para poder tragar un pene no importunando su tamaño, así que en momentos lo tenía bien adentro y mojado, listo para que me la metiera por mi culito, no sé porque pero me encanta que primero me la metan por el culo y por ultimo por el coño, me puse de rodillas en la cama casi en la orilla y él se paró atrás mío y de un solo empujón tal y como me gusta me la metió hasta el tope de sus cojones, doblando mis manos me agache totalmente solo dejando el culo en el aire y saboreando cuando el pene entraba y salía de mi culo, las paredes se sentían bien mojadas y cuando él la metía yo apretaba para que la fricción fuera más intensa y poder hacer que se viniera dentro de mi culito y en efecto minutos más tarde sentía como su caliente semen llenaba mi culo y salía de él corriendo por mis piernas.

Al haber terminado en mi me di la vuelta y lo tome en mi boca una vez más para mamarlo y ponerlo en el juego una vez más y cuando estuvo listo me acosté y puse mis piernas y rodillas tocándome la frente y de esta manera le dije que sin preocupación alguna la metiera rápido y duro hasta que sus pelotas tocaran mi culo y que lo repitiera igual y rápido sin parar, en estos momentos estaba y con mi mano en mi clítoris acariciándolo cuando la puerta de mi habitación se abrió y Carlos entró con solo una toalla creyendo que estaba sola; por igual le pedí que se la quitara y que no pusiera atención al chico y que se acercara que tenía ganas de que me cogieran duro, patán, vulgar y sin consecuencias de dolor; lo tome en mis manos y lo acerque a mi boca que deseaba un pene al mismo tiempo que me cogían, mamándolo y acariciando sus pelotas estábamos cuando el sentimiento de placer, morbo, y sexualidad sucia de excitación me dio una idea y le dije a Carlos que si los demás hermanos estaban en casa y que si así era que los buscara porque quería tener una reunión sexual en donde yo era la atracción sexual y el platillo principal y que si fuera posible que de paso se trajera a su gran amigo Chuck que era a quien yo quería, Carlos se fue a buscar a los demás y el chico que no había parado desde que comenzó y sudado desde la cabeza hasta sus pies estaba por tener su segundo orgasmo de ver mi libertinaje sexual que fue lo que lo excito y dejo ir su segundo balazo dentro de mi coño, me levante para limpiarme y se empezó a vestir a lo que le pedí que no lo hiciera pues sería el parte de mi orgia sexual y ya que había tenido el honor de haberme cogido hoy tendría la satisfacción de estar en mi orgia y que se pusiera a trabajar en mi culito, que me lo mamara y me metiera la lengua y limpiara todo el semen que él había dejado dentro yo bromeaba pero el sin pensarlo me dio la vuelta y lo hizo yo no lo detuve pues me gustó la idea y lo deje que se entretuviera, pero cuando me metió la lengua sentí un placer que no lo puedo describir.

El momento llego cuando Carlos regreso y con el venia Chuck y os dos desnudos solo con una toalla, al parecer mi hermano ya había comentado con él lo que nosotros hacíamos y al parecer él y su hermana también lo había hecho, no con la frecuencia que nosotros lo hacíamos pero después me confirmo que sí ; Al momento que yo estaba en mis cuatro porque el chico estaba enterrado en mi culo y solo pudiendo levantar mi cara para verles y darle el ok para proseguir a la orgia de mi vida me quede sin palabras del gusto que me dio cuan Chuck se quita la toalla solo para revelar el pene que se manejaba, era tan grande y tan grueso, ¡tal y como el doctor me lo recomendó para el dolor de corazón! ¿qué más podía pedir el hombre? guapísimo, bien dotado y con una carrera muy exitosa, excelente; Me di la vuelta y tome al chico en mi mano y lo empecé a masturbar dejando espacio para que ellos pudieran hacer conmigo lo que les viniera en gana, platicándose uno al otro se colocaron frente a mí y me dijeron que si yo estaba de acuerdo de hacer algo que ellos habían tratado de hacer con otra mujer pero que pudieron, esto hizo que el corazón seme saliera solo de no saber que era y que yo quería hacer sin saberlo y les pregunté que dé se trataba, bueno Nina, me dijo Carlos en el camino lo veras y si no puedes pues ya y no lo hacemos, trato, ok, está bien les contesté y con eso Carlos puso su pinga en mi boca al momento que les estaba hablando y me lleno mi boca con su pene al mismo momento que Chuck me hacía a un lado para poder meterme el enorme pene en mi coño, sentí como lo pasaba de arriba abajo como partiendo mis labios vaginales y al mismo tiempo para mojarse y posicionarse en mi hoyo, ya que estaba en posición me la quiso meter de un solo empujón a lo que me saco un grito desde el fondo de mi estómago ya que mi coño no había tenido el placer de tener algo tan grande y grueso desde hacía mucho tiempo atrás y ya no estaba acostumbrada a estar tan estrechada del coño y el insistía y yo gritaba cuando sentí que la cabeza penetro la entrada y sentí como cuando uno mete la lengua en una naranja por sus partidura cuando esta aun no esta partida, un ejemplo más práctico, pongan sus pingas en un hoyo en un plástico no tan débil y empújenla por ente hoyo que es tres o cuatro veces más pequeño que el grueso de sus pingas y lo que sientan, es así como yo sentí dentro de mi coño; Al fin de tanto esfuerzo y empujón logro meterla hasta la mitad porque todavía no estaba totalmente lubricada y poco a poco sentí como aquella pinga llenaba todo mi interior y me gustaba mucho especialmente cuando ya estuvo totalmente lubricada y entraba y salía de mi coño bien apretado rosando todo mi clítoris asiendo que me viniera en orgasmo bien rápido y como yo no controlaba el movimiento del rose hizo que tuviera un doble orgasmo y que del placer casi me desmayara en no menos de diez minutos, ya habiendo tenido mi orgasmo me quitaron de la posición en que estabas y Carlos se acostó en la cama, me sentó frente a él con mi espalda en su pecho y poco a poco me metió su pinga en mi culo llenándomelo todo por completo al mismo momento Chuck me la metía nuevamente en mi coño y el chico me la metió en la boca, cogimos de esta manera por lo que pareció unos treinta minutos cuando sentí que los dos se dieron como una señal y sacaron sus pingas de mis hoyos, mi coño ya se había acomodado a el tamaño de la pinga de Chuck y sentía bien rico no sabiendo que pasaría y llena de intriga sentí como Chuck que estaba parado frente a mí se agacho como a mamarme el coño cuando sentí su cara entre mis piernas y sus dientes en mi clítoris, lo estaba mordiendo con mucha precaución y esto enviaba señales de placer por todo mi cuerpo asiendo hacer espasmos al mismo tiempo que hacia esto sentía como sus dedos por lómenos tres se movían dentro de mi coño y al mismo tiempo Carlos me la metía nuevamente por el culo, el sentimiento de que mordieran el clítoris me tenía loca de placer y de excitación y más con los dedos dentro haciendo movimientos circulares me ponían al límite de otro orgasmo al mismo tiempo que todo esto pasaba sentía como me insertaba otro dedo y después el pulgar, trataban de meterme la mano, no me dolía pues estaba excitada y cuando más lo pensaba ya que había descubierto su plan más quería yo que lo hiciera y más placer me daba y yo empujaba hacia la mano para penetrármela más dentro y más, sin previo aviso sentí como la mano se enterró dentro mi como esa gran cosa me hacía sentir rico, un momento más de esto hizo que explotara en un orgasmo espectacular y delicioso.

Pero yo creía que esto era lo que ellos tenían en mente y para que les digo que no me gusto por que no fue así, me encanto, Chuck tenía su mano dentro de mi coño y hacia como que si fuera una gran y masiva pinga, la sacaba y la metía como una rapidez deliciosa después de unos minutos de esto y que mis jugos vaginales habían mojado bien todo él la saco y Carlos saco su pinga de mi culo y la puso dentro de mi coño al mismo tiempo Chuck puso la punta de su pinga en mi coño y de un solo se fue para dentro, tenía dos pingas dentro de mí y es ese momento se miraron y con satisfacción y excitación, yo sentía riquísimo teniendo dos pingas dentro de mi coño algo que hizo que un cuarto orgasmo se me acercara al mismo tiempo que ellos, el ruido de dos pingas el pre semen y los jugos vaginales hacían música en mi culo y coño hasta que los tres estábamos en un solo charco de jugos al mismo tiempo que el chico se venía dentro de mi boca terminamos y nos quedamos desnudos en la cama los cuatro, descansando estábamos cuando mis dos ortos hermanos llegaron para la orgia a lo que avivo la fiesta un poco porque yo si tenía ganas de continuar, ¡QUE PUTORRA!, pero delicioso y dándoles la mirada de zorra les invite a unirse al grupo, continuamos en esto por más o menos unas cuatro horas más a lo que me metieron dos pingas más al mismo tiempo por el coño y lo hicimos por el culo también, pero eso SI FUE DOLOROSO hasta que me acostumbre a la dilatación y hoy no cambio dos pingas por nada del mundo, es excitante.

De esta manera conocí a mi hoy esposo y tenemos nueve años de casados y con una vida sexual que muchas mujeres solo pueden envidiar. La noche llego y a la hora de la cena papá llego con su noviecita hoy también su esposa, en aquellos tiempos sentí como una rival pero resulto ser excelente para todo aun para el sexo ya que tuve la experiencia de hacerlo con ella y papá al mismo tiempo sin dejar a mis hermanitas nuevas alas que tuve que poner en regla, sexualmente hablando, y esta es la historia que continuara la próxima semana, espero que estén atentos porque se pone muy buena y más morbosa.

Quedo de ustedes caliente y excitada esperando poder ponerlos cachondos, pingudos, erectos y que se masturben en mi nombre son mis deseos.
————————————————————————————–
Encuentra todas mis historias en el perfil de madeinboyaca y si te gustan, valóralas, coméntalas y ¡disfrútalas!

Bir cevap yazın

E-posta hesabınız yayımlanmayacak. Gerekli alanlar * ile işaretlenmişlerdir