COGIDAS DE BARRIO PART 2

COGIDAS DE BARRIO PART 2
Hoy es viernes y descansare de las semanas de sexo con mi tía, logré cogérmela, que me la mame y se tome mi semen y como cierre de oro ser el primero en romperle el culo, ahora se ha vuelto viciosa y quiere coger a cada rato, hoy tiene una reunión con el comité de damas de la urbanización donde vivo, son un grupo de señoras casi de su edad que se reúnen para compartir, es algo así como un té de señoras , fui a dejarla quedaba a 3 cuadras de mi casa, al pasar a la casa se encontraban varias de las señoras, muchas conservando sus atributos, antes las veía como a simples señoras mayores, pero después de estar cogiéndome a mi tía ya las miro con otros ojos, como 10 de ellas yo sabía que varias son viuda, otras con maridos mayores que ellas, había una que siempre la veía inclusive cuando llegue a vivir aquí, hace 25 años, era una mujer alta de piernas largas y bien torneadas, unas buenas caderas y dos tetas excelentes y jugosas nalgas, todos mis amigos incluyéndome fantaseábamos con ella, media algo así como 1,75 mts.
Ese día la vi con un vestido ajustado, que buena estaba la señora Luisa, se puso de pie y se inclinó para dejar su abrigo en el sillón dejando ver un buen trasero, cuando la saludé no fue de beso, ella me estrecho la mano y me plantó la mirada llena de picardía, demoramos más de lo acostumbrado en soltarnos la mano, no quise hacerme ideas, podía mal interpretar las señales, su marido era un militar retirado de 80 años, después supe que ella tenía 64 pero al verla uno le echaba 50 a lo mucho, porque conservaba una buena figura, no tenía barriga, sus muslos subían gruesos y entraban en curva hacia la ingle, sus piernas largas la hacían ver más alta y más cuerpona, yo alucinaba cogiéndola o de imaginar que al penetrarla por el culo esas nalgotas debían de ajustar bien rico. Pero había otras que las mire ya con intención de ver si lograba alguna ventaja, es rico cuando uno es el primero en hacerlas disfrutar y romperlas siendo mujeres maduras, que sus maridos no aprovecharon en hacerlas disfrutar bien.
Bueno deje a mi tía en la reunión robando un beso en la boca como despedida y Luisa mi vecina nos vio pero lejos de sorprenderse sonrió, se me vinieron varias cosas a la cabeza, pero ya no quise darle cuerda. Como a la una de la mad**gada fui a recoger a mi tía, Luisa abrió la puerta y me comentó:– me han dicho que arreglas laptops, si respondí – entonces te llevare la mía, agregó ella. Perfecto la espero, con gusto la atenderé, espera me dijo llamaré a tu ‘’tía’’, me sonó a sarcasmo, entro y la llamo, regresamos caminando, nos tomamos de la mano y nos dirigimos a mi casa, corríamos el riesgo de que nos vean pero ya no nos importaba.
A penas entramos a la casa mi tía me abrió el pantalón saco mi verga y empezó a mamármela, abrió su blusa y eyacule en su boca y senos, siguió exprimiéndome hasta la última gota succionando, mi semen caía en sus tetas, se puso de pie y me dijo quiero que me penetres por el culo hazme gritar de placer y dolor, ella sabía que me gustaba cogerla así, me dio un beso y le sentí olor a licor, uhmmmm me dije, que rico va a ser cogerla picadita, fui al baño, al salir ya estaba sobre la cama desnuda y en perrito, no podía creerlo, antes le daba vergüenza ponerse así y ahora toma la iniciativa, ya sin ropa quise lamerla y me dijo después, ahora quiero que me hagas gritar métemela por atrás!!!, me coloque detrás ahí tenía ese culo que sería mío, ella volteó me dio una mamada y luego dijo, rómpeme!!!!, eche un poco de saliva lo coloque en su orificio y empecé lentamente, ella empujo hacia atrás con fuerza, sentí que no entraba bien faltaba lubricación, jálame con fuerza métela de un solo empujón me repetía, eso me excitaba así que la tome de la cintura y de un solo tirón la perforé , dio un grito que creo se escuchó a tres cuadras, la desgarré y le dije estas sangrando un poco, ella empujaba y me decía yo soy tu mujer soy tuya, tienes mi trasero es tuyo, no me explicaba porque decidió que se lo haga así, lo decía como de cólera, hasta que soltó el rollo, era por celos, se dio cuenta que su amiga Luisa, esa bella señora de jugosas nalgas me estaba coqueteando, tuve que suavizar un poco la situación y le dije con dulzura no amor tu eres única para mí te amo, saque la verga de su culo y nos fuimos a duchar, sólo nos besamos duchándonos, mencionó que le había contado lo nuestro a su amiga Luisa, queeee!!!— dije como cuentas, esto solo entre nosotros, no te preocupes me dijo ella también quisiera que su sobrino se la coja pero, me dice, sabias amor que el esposo de Luisa es mayor en 26 años? Si le dije, me contó que como era militar y mujeriego solo le hacia los hijos se subía la montaba llegaba y se dormía, –uy!!! exclamé otro caso, yo le conté lo que hacíamos y le dije que busque y descubra con alguien lo rico que es el sexo, a mí me dejo la espina sobre Luisa, vamos a dormir amor, nos abrazamos desnudos en la cama pero pensaba ahora si estoy en problemas se ha vuelto celosa compulsiva y lo peor es que quiero cogerme a mi vecina Luisa.
Al día siguiente mi tía no podía ni sentarse y tenía que ir al cumpleaños de su nieta, se había comprometido ir a almorzar con su hijo (mi primo), así que le aplique una pomada en el culo, estaba inflamado, caminaba con dificultad, le dije mejor vas más tarde recupérate, solo podía estar de pie, vino su hijo a recogerla ella le dijo que se había caído y le dolía la rodilla y cadera, como a las 11 am me quedé solo y después de almorzar y descansar me puse un short de esos para ciclistas bien pegado que hacen saltar el bulto, me puse a hacer ejercicios, tenía una sudadera con tiras, como a las 5:30 de la tarde, tocan el timbre, salgo a era mi vecina Luisa, me sorprendí al verla, nunca había si quiera pasado por la esquina de mi casa, te traigo mi laptop para que la arregles, con gusto, pase usted, me dio un beso y sentí un olorcito como de deseo a sexo, ese olor me despertó las ganas, sentía crecer mi verga notándose claramente sobre lo que tenía puesto trate de ponerme delante de ella para que no me vea el bulto pero ella apresuró el paso y se adelantó, se puso frente a mí , ya estando en la sala de mi casa, me indicaba los problemas de su laptop, pero su miraba se iba a mi verga, ella llevaba puesto un pantalón de deportes ajustado que resaltaba sus nalgas, sus buenas piernas y lo mejor sin barriga, de solo verla excitaba, sentía un cosquilleo en el estómago. Sonó mi celular, era mi tía, me dijo que era posible que se quede en casa de su hijo y que vendría al día siguiente a primera hora
Ok respondí, pero me avisas amor para esperarte y me digas si viene sola.
Chau chau
Mientras contestaba el celular mi vecina miraba mi verga y se le notaba una cara de deseo, yo me decía, calma calma no vaya a interpretar mal y me gano un problema.
Me senté para ver la laptop y ella quería curiosear se agachaba cerca mío y su top dejaba ver sus enorme senos, estaba sin sostén, tenía que cogerme a este rico culo, estaba por demás buenota y con ese tamaño de mujer, así que pensé rápido como asegurarme que ella quería que la cogiera, cuando uno lo ve desde afuera nota que sí, que ella quiere, pero en ese momento, te pasan muchas dudas por la cabeza, le dije a mi vecina voy a llevar la laptop al taller para desarmarla ahí, ya eran como las 6 de la tarde, espera le dije, fui a la habitación que uso como taller de computadoras y no encendí la luz, quería desenroscar el foco para tener un pretexto, pero Luisa me siguió, no vas a accionar el encendido que voy a retirar el foco, me pare de puntitas mientras desenroscaba el foco, Luisa entra diciendo no se ve nada, te ayudo? Y sentí que me rozo la verga, ay disculpa dijo, no dije nada seguía disimulando para quitar el foco y ahí siento que algo se frotaba con mi verga, sentí la hendidura de las nalgas, era su culaso, Luisa solo decía, me paro chocando con todo mejor salgo, pero esa frotada me puso la verga dura dura, tenía que encontrar la manera de que sea ella quien me la agarre, Salí de la habitación rumbo al patio para subirme a la banqueta y retirar el supuesto foco que llevaría al taller pero en el camino acomode mi verga hacia mi muslo, se notaba la cabeza saliendo del pantalón corto, total si se escandalizaba podía argumentar que fue casualidad que se salió, subí a la baqueta, el short estaba bien abultado y la cabeza saliendo por un lado del short , mientras simulaba sacar los tornillos de reojo vi que Luisa me miraba la verga , se acercó, casi justo mi verga daba en su cara y ahí la vio salir por entre la pierna, ella se aproximó mas , la tenía como a 30 cm de mi verga, no resistí más y al tenerla tan cerca y ver que ya había visto mi verga, la saqué totalmente erecta y se la dirigí a ella, abrió la boca y se la tragó toda me dio una buena mamánda, la tomo en sus manos apretándola remangando para que se note la cabeza, que rico me decía , por fin, de solo imaginar cogiéndome tremenda mujer me vine eyaculando en su boca y cara. Fuimos a la sala y sobre la alfombra nos desnudamos, me dijo nunca me han lamido la vagina, así que nos besamos, fui bajando a besos, que ricas tetas, seguí bajando y empecé a lamerle la concha, estaba bien peladita, dio un gemido profundo, que buenas piernas tenia daban ganas de penetrarla de una vez, ufff que mojada se dio, sigue sigue!!! me decía quiero llegar más, hicimos el 69 yo encima de ella y mi verga se metía en su boca, me acomodé y levante esas piernasas de muslos carnosos a mis hombros y le hundí la verga, esta mujer si que hizo ganas y quería coger, gritaba y gritaba, quiero que me des como a puta quiero que me rompas, quería todo rápido, yo fui con calma parte por parte, que delicia coger en el suelo uno siente que la clava todita, la llene de leche inmediatamente empezó a mamármela para que se pare de nuevo, rómpeme el culo me decía, y como no hacerlo si es lo más rico que tienes, la puse en perrito , coloque mi verga la moje con saliva y empecé a empujar, ella también empujaba hacia atrás, se le notaba unas caderas anchas en pose perrito y una cinturita que provocaba sadiquearse con ese culo, me duele decía pero que rico había sido, en perrito le separé más las rodillas y la cabeza a la alfombra y se ajustó más ese culo, me llegué inmediatamente, la bese toda, me decía cuanto tiempo perdido sin gozar de verdad, yo la besaba , tuve una erección llevada por el deseo de penetrarla muchísimo mejor, me senté en una silla y ella encima mío mirándome con las piernas a cada lado de mis caderas, la penetre por el culo se movía bien rico, algo más de experiencia que mi tía, ella subía y bajaba y yo besaba sus tetas y su boca, en eso suena el fono no podía responder, volvieron a llamar y le dije debe ser mi tía , me iba avisar si venia o se quedaba, se puso de pie me alcanzo el fono y ella, mi tía, me dijo que se iba a quedar se recostaría porque le dolía mucho el culo, serian como las 8 de la noche, volví a sentarme en la silla y volvimos coger, la lleve a la cama boca abajo que culaso, que nalgasas, me unte con lubricante la verga y me coloqué sobre ella mi verga entre sus nalgas, acomode la verga en el culo y empuje y empuje en 4 o 5 penetradas me moví duro se sentía esas nalgas carnosas, le puse dos almohadas bajo el abdomen su culo se elevó un poco mas, me coloque como de rodillas y penetre su culo, con mis manos juntaba las nalgas para ajustar mi verga, que maravilla, sobre todo ver ese culo lleno de leche, así estuvimos hasta la media noche, Luisa también resultó multi orgásmica, luego nos recostamos y ahí me narro su vida en matrimonio, su marido como militar antiguo solo se satisfacía él, cuando los cambiaban de ciudad y sobre todo cuando estuvo destacado en la frontera ella no fue se quedó con sus hijos en la ciudad, le pedí que no le dijera nada a mi tía , asintió que si a cambio de que esté disponible para ella cuando me llame y si quieres me dijo en su grupo que tiene de amigas había tres mujeres más que querían una buena cogida, pero que sean discretas le dije, lo que me preocupa cómo le hare con mi tía me tomaba como su marido lo peor es que su casa y la mía están juntas.
El cogerse a una mujer de esta edad uno no sabe lo bien que van a disfrutar, mejor que una de 30 o 35, lo que más rico hace el momento es que siendo una mujer mayor uno cree que tiene toda la experiencia, pero descubre que no, inclusive uno puede ser el primero en tomarlas por el trasero es más fácil cogerlas porque ellas buscan amor, cariño y como tienen cambios en su cuerpo piensan que no son atractivas, con paciencia llegamos lejos.
Ya llevo un mes cogiéndome a mi vecina Luisa y 4 meses a mi tía, si vieran como les encanta que les den por atrás, ohh Luisa que rico culo

Bir cevap yazın

E-posta hesabınız yayımlanmayacak. Gerekli alanlar * ile işaretlenmişlerdir